Religatio religionis [Versión en español]

· Religion
Authors

Sobre varios escándalos en ámbitos religiosos, con énfasis sobre el Catolicismo Romano, y su 2014 sínodo sobre la familia.

[Existe una versión en inglés de este artículo.]

Propósito

Nuestro objetivo se dirige a hacer hincapié en varios escándalos del orden religioso, especialmente el error de aquellos que modificaren el esquema heredado para que se cupiere en las necesidades del momento. Por motivos largamente explicados en una especie de de proemio galeato, se refiere más a la Iglesia Católica Romana, y el ejemplo aparente que dio al mundo en su sínodo sobre la familia, en octubre de 2014. Será la contribución de este autor a la consulta sobre la misma – algo que no tiene lugar en una religión definida por Dios, y no por los hombres. ¡Que prevalezca el espíritu de sabiduría!

El acicate de esta relación

El espoleo inmediato para crear el presente texto, fue un sínodo sobre la familia en el Vaticano. Así como se desarrollaban las noticias sobre aquel acontecimiento, nos hace recordar una cita, no bien traducible, de Ronald Reagan. Nuestro mejor esfuerzo para mantener su juego de palabras, es que acusó a los Demócratas de haber ido tan lejos, que se habrán alejados de su país – América, como suelen llamarlo. En el mismo sentido, nos preguntamos, si, de acuerdo con la doctrina de la Iglesia Católica, “…te digo que tu eres Pedro, y que sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella.” [Mt. 16,18, versión Herder, Barcelona, 1991], nos atrevemos a preguntar, ¿Dónde está la piedra?
La pregunta se surge lógicamente por el seguimiento que este escritor ha hecho de cerca por lo menos desde su segundo año de universidad, cuando estudió el renacimiento y la reforma, seguido, en otro año por un curso avanzado parecido, incluyendo la contra-reforma. Ha visto tanto semanarios tolerantes como tradicionales, lo mismo se puede decir para libros de teología, y catecismos. Vio un catecismo tipo holandés en Toronto, que no compró, pero terminó, por accidente, con una traducción al alemán, conseguido usado en América Latina. Es dueño del catecismo oficial de la Iglesia Católica, un Enchiridion de la misma religión, Se dio cuento que el viejo código canónigo es mucho más claro que el actual.

Alcance y limitaciones de nuestras consideraciones

El autor vive en algún parte de América Latina, donde hay oportunidades amplias para estudiar el Catolicismo de cerca. Si él tuviera necesidad, una gama de religiones coexisten en más colores que el arco iris – hay que pensar en una paleta de los pintores de la brocha fina.

Por estar este documento escrito en el Internet, nos mostramos lo más inclusive posible, y entonces, no se identifica claramente cualquier afiliación religiosa. No es por cobardía, sino para evitar la mayoría de quejas de discriminación, que podrían resultar en una censura no deseada.

Hemos sido expuestos por radio, o por texto al: anglicanismo, islamismo, judaísmo, luteranismo, metodismo, mormonismo, ortodoxismo ruso y presbiterianismo, a los adventistas y bautistas, y aquellas doctrinas que no recordamos, que incluyeron textos de Calvin y Zwingli, y algunos textos de los Testigos de Jehová, para ver que hay de edificante en cada caso. Podemos decir, todo esto fue en un espíritu de ecumenismo, con los cuidados necesarios para no terminar en un practicante de una religión a medida.

Por lo tanto, habrá que pensar, que él que este escribe, hizo sus estudios por una de las razones siguientes:

1.) para aumentar sus conocimientos de la religión que él practique,
2.) para espolear un conversión a una nueva religión, o
3.) para convencerlo a regresar a practicar su fe.

Si bien, cualquier de los antedichos se podría aplicar a ciertas versiones del Budismo, Hinduismo, Islam o Judaísmo, no podemos darse por un entendido en estas religiones, que no elimina, no obstante, la posibilidad que el presente, como ciertos actores de Hollywood, no ha sido practicante de una de éstas, si no nació en una de las mismas.

Lamentamos el uso de expresiones eufemísticas, obligado por haber elegido hacer estas páginas aptas para todo público. Así, mantenemos lejos del entendimiento de los jóvenes los conceptos de las palabras, mientras que los adultos siguen con atención al texto. Claro, se pierde algo de la agudeza que hubiese sido posible; pero igualmente, y por lo mejor, se obliga a la urbanidad en la composición, y en los comentarios de los lectores. Irónicamente, al mismo tiempo que se hace un esfuerzo de no excluir a nadie de ver estas páginas, se termina por desinteresar a aquellos que buscasen el texto chispeante. ¡Queda como un documento del Vaticano, para el lector común! Por no coincidir con nuestro objetivo principal, lamentos no poder usar el estilo de aquellos que predicasen en términos duros  contra toda falta considerada seria, aunque es una de las dos maneras de conseguir más lectores.

De lo antedicho, se puede ver, que, a pesar del propósito de ser tan inclusive que posible, veremos que el enfoque principal, por razones geográficas como mínimo, será sobre la Iglesia Católica, que tiene la suerte, buena o mala, de ser lo que más preocupa las noticias religiosas occidentales.

La otrora mancomunidad de valores occidentales

Procedemos, brevemente, a señalar que, con la excepción de los años veinte, había muy pocos situaciones escandalosas aceptadas en el mundo occidental y sus colonias. Tal fue el caso hasta los años sesenta, y después, las leyes aprobaron cada vez más comportamientos que antes chocasen con el sentido de lo que es lo correcto.

Antes de 1960

Una vez dijo la BBC que la Reina Isabela II tuvo mucho más poder cuando accedió al trono, que hoy en día. Faltaban detalles, pero, como jefa de la Iglesia de Inglaterra, obviamente tiene menos poder que Enrique VIII ejercitaba. La Iglesia Católica mantuvo su poder por más tiempo que las monarquías occidentales, y para el mundo cosmopolita, fue aproximadamente igual de aburrido, salvo en lo arquitectónico. No obstante, en Europa de Oeste, y las Américas, sin excluir muchas otras partes del mundo, como las Filipinas, las constituciones, sean escritas o no, incorporaban ciertos principios compartidos por todos estos países. Rusia se escapó de esta órbita, en la Unión Soviética, por los años 1930, actuó en contra de la familia tradicional, permitiendo tantos derechos a los chicos, que estos resultaban una plaga para el bien común, lo que finalmente llevó al gobierno a obligar otra vez la familia tradicional. Parece que algunos países hoy en día quieren repetir el experimento bolchevique.

En todo el mundo, no obstante, se puede decir que el eslabón más débil fue el tema del divorcio; si bien, hace ciento y algo años, eso fue algo reservado para los ricos. En el Canadá colonial, fue necesario un acto de ley de Parlamento británico para cada caso particular, ¡imagínese el costo!

Los años 60

En Europa, los Estados Unidos de América, Québec, y América del Sur, estudiantes enfrentaban a la policía o a los militares, muchas veces instigados por intelectuales de la izquierda, y por drogas. Los ingenuos, muchas veces daban por lo menos apoyo moral a los ideas de los más violentos, sin saber nada de su autoría.

Diríamos, que el Concilio Vaticano II fue conducido con igual candor por los bien-intencionados, en búsqueda de una modernización de la Iglesia. Aquellos que después no vieron lo que esperaron, gritaron, ¡Traición! Lo mismo opinaban los conservadores como el arzobispo Marcel Lefebvre.

Hoy

Se clonaron una oveja una vez, y al jugar a ser Dios, el mundo no religioso quiere poner todas las leyes tradiciones sobre el tapete. El Vaticano vio la necesidad de dirigirse a estos temas, y el mismo tiramiento entre tolerantes y conservadores que nos mencionamos en el párrafo anterior, se evidenció en el sínodo sobre la familia, del octubre de 2014. Los diarios, como no puede ser de otra manera, quieren ver cambios, caso contrario, no hay noticia a vender. Será para ellos la primicia final, si pudieron escribir el fin de la Iglesia, sobre el fin del mundo, no van a tener tiempo. Los ingenuos, de cualquier modo, leen los diarios, o se dejan guiar por pastores falsos.

Nuestro título

Nuestro título en latín hace hincapié en la ambigüedad actual – ¿Cuál es el caso? ¿La religión nos ata o liga de vuelta con Dios, o en su forma moderna, o está por tratar de desligarnos, por acciones, según teorías de conspiración – o no – conforme a acciones de acuerdo a los intereses norteamericanas, o de masones, que algunos dicen infiltraron el Vaticano II – el primer punto de vista tomado por un documento ya añejo del CELAM [Conferencia Episcopal de América Latina], el segundo, por algunos conservadores.

Los escándalos

El escándalo de las religiones de estado, y sus primeros brotes sectarios

La causa inmediata, y muy simplificada, de la reforma, fue la negativa rotunda de Lutero de aceptar el concepto de indulgencias, que podemos llamar “favores concedidos por Dios”. Muy rápidamente, todo terminó  en una media docena de religiones nuevas.

El escándalo de la persecución religiosa a través de la muerte e impuestos

Resumimos el tema en el sentido amplio, que incluyera las religiones civiles y aquellas de los paganos. Es notable, que no se habla de persecución en el caso de un animista que matare un miembro de un monoteísta, o el caso contrario.
Los cristianos y judíos sufrieron desde el principio; aquellos, por no aceptar la divinidad del César, estos, por quienquiera que sea. La tolerancia de minorías, muchas veces, fue conseguida a través de tributos extraordinarios, aunque habrá que culpar más al poder civil. Una situación análoga ocurrió al tiempo de la Reforma, el grupo anti-católico vio oportunidades de saquear a la Iglesia. Fue el caso de Enrique VIII de Inglaterra, quien utilizó el metal de los techos de las iglesias para hacer guerra con los españoles; y de varios príncipes alemanes. Finalmente, el poder civil en Alemania trató de poner la religión totalmente a su servicio, lo que ayudó a permitir el Holocausto. El estado moderno ya hace como los romanos de los emperadores – hasta hay “expertos” que son partidarios de bombardear este o aquel país hasta terminar con cualquier infraestructura erigida después de la Edad de Piedra. En la época de la tolerancia exigida, ¡tolerancia cero! El idioma de la novela 1984, de Orwell.

Si la Iglesia Católica es rica, ¿por que el estado, después de quitar tanto de los monasterios e instituciones, necesita, hoy en día, que haya un impuesto a las ganancias, que no existió al principio del siglo 20? Parece que lo que queda es insignificante. Queda, no obstante, suficiente para los abogados – que después procederán a otro grupo grande.

Cualquiera la religión, si Dios es misericordioso, sus criaturas muestran su lado vengativo. Cuanto más una religión se madura en entender a sus propios preceptos, tanto menos posible es que la persecución de otra, se puede llamarse “religiosa”.

El escándalo del apoyo a la guerra y las leyes injustas.

Como sugerido en la sección anterior, no fue tanto la religión que fue la causa de guerras, sino nobles o reyes que utilizaban la religión como pretexto. Además de la opulencia que Lutero encontró en Roma, fue el escándalo ocasionado por la necesidad de un candidato al cargo de elector del Sacro Imperio Romano Germánico – la venta de indulgencias. Preguntamos, ¿hay progreso desde entonces? Vemos que hay grupos religiosos que venden la prosperidad, el amor, la armonía doméstica, pero, peor de todo, apoyan al Leviatán, que se podría interpretar tanto como Satanás como el Estado, y no garantizamos la distinción.

Un rey francés una vez dijo, “L’etat, c’est moi”:´”Soy yo el estado”, mientras que Hitler y Mussolini albergaban ideas parecidas. Estaban en el mismo corriente de pensamiento que los partidarios del Derecho Divino de los Reyes, una doctrina no católica, sino una aplicación exagerada del Epístola de Pablo a los Romanos, 13: 1-7. Entonces, en los Estados Unidos hay religiones que al mismo tiempo esperen de sus greyes, que paguen todos sus impuestos, más el diezmo;  y, por otro lado, apoyen la maquinaria militar. No aprendieron nada de Alemania, donde un demente pudo aprovechar del acondicionamiento previo religioso de las masas, escándalo por no haber enseñado que las leyes injustas no se deben obedecer. En efecto, el tribunal en Nuremberg dijo lo mismo. Ahora bien, ¿por que los cuatro aliados, especialmente los Estados Unidos, se permiten de parte de sus militares delitos de guerra parecidos? Por lo menos, hemos visto, que en un caso, guardias soviéticos en la prisión de Lefortovo tuvieron la valentía de tratar de impedir tratamiento cruel de parte de una médica a un prisionero. (Vladimir Bukovsky, que escribió en el Washington Post, comentario, también en inglés, por Will Grigg, siempre en la segunda parte, o cerca del final.)

Estos guardias no tuvieron las normas de nuestro occidente, pero, se podría decir, como San Pablo, que la ley está escrita en nuestros corazones. No sirve una estupidez, escuchado en Canadá en 1972, que un soldado con un orden dudoso, deber conseguirlo por escrito, y después cumplir. ¿Se imagine un soldado raso hacer un tal pedido? También hemos escuchado de los juegos de guerra, donde se maltratan a sus propios compañeros. ¿Alguien vio la película británica Resurrected, basado en una historia real, de como trataron un soldado inglés, Philip Williams,  que supuestamente fingió haberse perdido en las Islas Malvinas? Estos, debemos creer, son los buenos en el escenario mundial, ni la mitad de duro como los “Rambo”. Uno de estos, finalmente se dio cuenta, y denunció la guerra como un tipo de estafa. Pero las religiones del “amor” enseñan el amor para las tropas. (Nada de lo dicho quiere decir que no se debe amar a la Patria.)

El apoyo a las religiones guerreras como una indulgencia nueva

En conclusión, si bien ya no se venden las indulgencias como antes, el bienestar, según algunas religiones, depende de la obediencia al estado, sea a través del servicio militar, o impuestos que no existieron en el tiempo de nuestros abuelos. Dicho de otra forma, ya se compra una nueva forma de indulgencia, por sus impuestos, o su sangre, contribuido fielmente al estado por orden de una iglesia, que promete la salvación en cambio.

Es interesante ver que culturas diferentes pueden enfocar el tema de maneras distintas. Alrededor de 1980, los obispos católicos de los Estados Unidos no quisieron que un submarino se llame Corpus Christi. Los militares contestaron, que el nombre no fue en honor a Cristo, sino por la ciudad del mismo nombre. Mientras tanto, en la Argentina, un buque de guerra se llamaba Santísima Trinidad, y no había reparos. En favor de los argentinos, diríamos que la cantidad de gente que pudo considerar el nombre políticamente incorrecto no era muy grande.

La mayoría de las religiones, entonces, son culpables de este juego escandaloso, con excepciones, tales como los menonitas y los cuáqueros, la religión de Richard Nixon. Con su secretario Kissinger, terminó la guerra en Vietnam, no obstante, terminó en ignominia. Sus enemigos, ¿que religión practicaban?
Una parte del dinero que los contribuyentes dan en la espera de la felicidad eterna va para construir los imperios personales de estas pastores, no siempre gente de buen ejemplo, pero usualmente más fáciles de perdonar que aquellos de la Iglesia Católica que dañaron gravemente a su institución. ¿Habrá sido intencional el daño? Veremos, después de 2015.

Recapitulamos. aunque ya el sistema de indulgencias no funciona como antes, el dinero todavía parece un buen lubricante para las iglesias, con historias de pastores que se ríen y juegan en el dinero recaudado – aunque puedan ser apócrifas – no hemos encontrado nada salvo un testimonio oral.

El escándalo para con los ateos y agnósticos

Una proliferación de religiones, casi todos manteniendo que solo ellos son la verdad (no digamos que todos son falsos), no hace otra cosa que apoyar a las opiniones de los no creyentes, y los que no han tomado un posición sobre el tema. ¿Que religión podría convencerlos a convertirse?  ¿La novísima, la antiquísima, la más reprochada, la menos mencionada, la más racional, la menos exigente, la más en boga, la más esotérica, aquella con más rituales, la más estrafalaria, la más estudiada, aquella que corresponde a las creencias políticas? ¿Cayeran en las manos de aquella más adepta en convencer, o en los brazos de aquella con los feligreses más simpáticos, si no atractivos?

El escándalo de la falta de un protocolo para la confesión sacramental

Hace falta un protocolo claro, con el fin de evitar abusos, para creyentes de las iglesias que tengan la confesión sacramental e individual. La confesión pública y explícita de los pecados podría terminar en una traición. La confesión personal, felizmente, tuvo un procedimiento para algo que se llamaba solicitación, una ofensa que obligatoriamente debe ser comunicado al obispo. Revelar el contenido de una confesión también resulta en castigos severos, por lo menos, en la Iglesia Católica. Desgraciadamente, no fue suficientemente lejos, de hecho, es posible que retrocedieron. De cualquier modo, se desconoce el resarcimiento a las victimas de estas faltas graves. Por suerte, igual podemos decir sobre casos específicos, si bien, hemos leído que sacerdotes débiles detrás de la Cortina de Hierro fueron chantajeados para revelar secretos a los interrogadores comunistas.

Penitentes astutos muchas veces se confesaban en lugares donde no fueron conocidos, algo más fácil en las ciudades grandes. Es permitido buscar al confesor que más agrade, aunque algunos fulminan en contra de la práctica. La astucia en confesarse se remonta a los tiempos de las grandes penitencias en la época de Tertuliano. Por matar accidentalmente a alguien, habrá que humillarse por 10 años. Entonces, la gente trataba de postergar la confesión hasta cerca del tiempo de morirse.

Por lo menos, durante la vigencia de aquel régimen, la gente sabía lo que la aguardaba. Ahora, nadie tiene la menor idea. Imaginemos un escenario extremo, sin mencionar nada escabroso. Un confesor, sea infiltrado, indoctrinado, o sencillamente perverso, obliga un atentado suicido contra un local considerado inmoral, tal como paso por motivos políticos en un club nocturno en Berlín en 1986. El penitente debe conocer claramente lo que se puede exigir, por ser una condición a priori, que la penitencia hay que aceptar voluntariamente si no, no hay perdón. Ya muchas fieles rechazan condiciones conocidas. Por ejemplo, en el caso de hurto, hay que devolver lo tomado.

Son estas clases de  condiciones  para otros pecados, que algunos esperen que el sínodo sobre la familia vaya a resolver en su favor en 2015.

De cualquier modo, algunos protocolos practicados en partes de los Estados Unidos conllevan nuevas dificultades. Son muy diferente a los procedimientos de antes, y hasta puedan mofarse de las enseñanzas del buen Samaritano. Risible es, una página sobre la ley en tal sentido en los Estados Unidos, que sugiere que se consulte a un abogado – antes de ser “buen Samaritano”, sobreentendido. Así no se puede.

El escándalo de cambiar prácticas de costumbre

Otra dificultad es aquel de las religiones que se ven la necesidad de modificar lo que los fieles siempre entendieron como correcto, conforme a las enseñanzas sobre la fe o la moralidad. Es una arbitrariedad más digna de los dioses paganos que del Dios de Israel. Tomamos, como ejemplo, las religiones que predicen las fechas del fin del mundo. Se equivocaron. Se predice de vuelta. Otra vez, se equivocaron. Que alguien quede adepto en una religión así, debe ser por otro motivo que lo acertado de la fecha. ¿Como se escape cordialmente de sus predicadores? Otros modifiquen sus posiciones según la necesidad de mantener la cantidad de fieles – acaso por motivos financieros. Un caballero una vez nos explicó, que para las mujeres, el uso de pantalones o polleras cortas fue prohibido en su iglesia. Unos años después, dijo que la regla estaba en desuso, caso contrario, únicamente habrán hombres en sus servicios religiosos. En general, es lo que pasa con el código moral de las iglesias liberales, si bien tal posición se puede basar en su teología. Ya hay un temor entre los conservadores católicos que lo mismo puede pasar con el Papa corriente, que ya tienen la solución en el caso de que la doctrina se modificará, el Vaticano quedará, a partir del mismo momento, sede vacante, que se dice anencefálico, para el mundo político.

El escándalo de los bautizados

Las religiones de la Reforma de inmediato escribieron sus catecismos. Los católicos siguieron con el Catecismo del Concilio de Trento. de tal manera, cada creencia explicó claramente sus fe, y el Bautismo fue incluido. No estaban de acuerdo a que edad, o sobre la cantidad de agua a usar, pero siempre implícito es una armonía con su fe. En el caso de bautismo infantil, habrá pocos adultos que después se quejaron, más bien, siguieron con la costumbre, y así dieron validez al procedimiento. De cualquier modo, renovaron sus promesas bautismales personalmente en la celebración de las Pascuas. Esto nos hace pensar que no puede haber argumentos serios en contra del bautismo infantil, que de cualquier modo, es menos escandaloso que se ven en algunas películas de Hollywood, que aprovechan de escenas de inmersión total de mujeres, con el fin de mostrar algo taquillero, no santo.

Entre los catecismos y el bautismo, se puede concluir que todos los ministros, pastores, o sacerdotes que no enseñan fielmente sus doctrinas, o todos que no cumplen con las obligaciones bautismales, son un escándalo para su religión. Además, cualquier esfuerzo de escribir sus textos es parecido a los esfuerzos de partidos políticos de redefinir su zona electoral, o la constitución, con el fin de seguir ganando.

Ahora seguimos con unos temas derivados de enseñanzas de algún catecismo católico Aquí, hay que preguntarse, si el católico debe estudiar su fe, ¿es aquella de los libros viejos; o va a tirar todo, y estudiar los nuevos, que parecen, a su entender, diferentes en su doctrina? Si una reconciliación entre lo nuevo y lo viejo es imposible, hay un problema serio.

Nos basamos sobre enseñanzas del Catecismo de Baltimore, y quizás alguna cosa no ahí adentro. Se usaba en Canadá y los Estados Unidos antes del Concilio del Vaticano. Debe haber tenido un gran impacto en la generación posguerra, pero en lugar de lo que se puede esperar, tipos como Timothy Leary probablemente tuvieron un efecto mayor.

1) No importa a donde va un católico en el mundo, siempre va a escuchar la Misa en el mismo idioma. Que había ritos no latinos, como en España, que fueron permitidos por su gran antigüedad, no fue mencionado. [En nuestra versión en inglés, mencionamos otro punto, que no es problema para el idioma español].
Al presente: ¡Falso! Se rescindió, por falta de conocimientos del latín, si no por decretos de autoridades eclesiales, las misas tradiciones, como el Tridentino. En algunos países latinos, la traducción de las oraciones ha cambiado hasta tres veces, aumentando la confusión, especialmente para aquellos que no se mantienen al día con su fe. El Vaticano tuvo que protestar desviaciones en las traducciones en los Estados Unidos y otros países, que quieren que Dios no sea padre, por ser discriminatorio.
Comentario: Aquí vimos la primera de por lo menos 4 artículos que terminaron como especies de mentiras hacia, o las generaciones antes de 1960, o aquellas que vinieron después; la universalidad del idioma en el mundo, la accesibilidad de las iglesias durante el día, la presencia de una llama eterna, y la obligación de celebrar la Misa Tridentina hasta el fin del mundo.

El latín, junto con el arte y arquitectura eclesial tradicional muchas veces desaparecido, pudiera haber funcionado como la base de la expansión cultural para los pobres. No favoreció para nada hacer el idioma local aquel de la Misa, porque los textos oficiales quedaron en latín, y ya, menos accesibles que nunca para la mayoría de la gente, a pesar de un supuesto derogación del reglamento sobre los libros prohibidos, y el fomento que se estudie su religión. Hasta en el sínodo del cual hablamos, se decidió no usar latín, sin italiano. ¿Alguien pregunto primero, cuantos de los participantes ya conocieron este idioma? Y fíjese, supuestamente, por objeciones de prelados de habla inglés, se suavizaron el documento final en este idioma, pero declaraban que aquel fuera el idioma del documento oficial, que no sufrió cambios. ¡Más vueltas imposibles!

2) Las puertas de las iglesias siempre están abiertas, durante el día, se entendió.
Al presente: ¡Falso! Muchas iglesias están cerradas casi siempre.
Comentario: Si bien las puertas pueden estar cerrados por motivos de seguridad, al mismo tiempo, refleja la triste realidad, que la religión ha fracasado en ser la guía moral del pueblo. Parece que uno es detrás del Cortinal de Hierro.

3) Una llama eterna brillaba en el santuario.
Al presente: ¿Dónde están las llamas eternas?
Comentario: Llamas eternas todavía están encendidas para soldados muertos. Conclusión: El soldado, derramador de sangre, (y los derramadores de sangre, como el carnicero y el verdugo, no tuvieron derecho de vivir dentro de las murallas de los pueblos medievales). Ahora, parece que echaron Dios afuera, ¡los verdugos pueden quedarse!

4) La Iglesia Católica Romana es la única verdadera.
Al presente: El ecumenismo hace que la Iglesia parece parte de una religión a elegir a voluntad. Todos los jóvenes bailan juntos, sea en Asís, o en Fátima. Si antes, cualquier libro escrito sobre la religión por un no católico, o por un católico, sin haber recibido las licencias debidas, ¿verdaderamente se cree que un acto interreligioso no va a confundir las mentes de los jóvenes, y a aquellas personas que lean sobre los mismos? [No hablamos sobre el principio, que también hemos escuchado en la BBC, un pastor no católico sostener que los la Iglesia de Roma recibe toda, concede nada. Los conservadores católicos digan exactamente lo contrario]
Comentario: Cualquier persona que se convirtió antes del Concilio Vaticano II fue victima de un chiste cruel, y bien puede ser que será igual con los anglicanos que en los últimos años se unieron con los católicos por no aguantar el liberalismo de la Iglesia de Inglaterra.

5) Los pecados, considerados siempre como mortales, contra el mandamiento entre aquel que prohíbe matar y aquel que prohíbe el testimonio falso, igual que en esta oración, se trataba de manera eufemístico. Los más jóvenes entendieron que se trataban de pecados de los adultos.  La misma Catecismo del Concilio de Trento, que fue escrito para párrocos, se refiere delicadamente  [con la ortografía de la época] a “… [pecados de] … varios géneros …, en los quales podrá instruir el Párroco à cada uno privadamente, segun lo pida la condicion del tiempo y las personas …” [Parte II, Cap. VII, 5. p. 394, trad. P. Fr. Agustin Zorita, Cuenca, 1803].
Al presente: La versión “dura” de un examen de conciencia con respecto al tema de “adultos”: ¿Se enamoró de alguien a quién no fue apropiado? Por un lado, no hay más eufemismos, pero por otra lado, al nivel parroquial, no se molestan en llamar como pecados las cada vez más frecuentes actividades a que nos aludimos.
Comentario: Los Anglicanos que en los últimos años se unieron con los católicos por no aguantar el liberalismo de la Iglesia de Inglaterra también habrán sido victimas de una mala jugada. El comentario vale para el sínodo sobre la familia Por otra parte, para que hayan enseñado la moralidad a los chicos, si después habrá una contradicción. ¿Para que sirvieron los libros sobre la teológica moral? ¿Para que la excomulgación? Los sacerdotes que enseñan tal cosas no valen su “sal”, quizás su modelo del estado Keynesiano puede ayudarles.

6) La Misa, y la construcción de las iglesias tuvieron similitudes con la anglicana y la luterana más tradicionales, y también con los ortodoxos. Por ejemplo, una visitante a un catedral en Montreal no va a darse cuenta, si no fuese informado con anterioridad, que la Iglesia Marienkirche, de Lübeck, Alemania, es usada por luteranos.
Al presente: Muchos edificios modernos se comparan a establos, otros, de cualquier modo, apenas tienen aspecto de un edificio de culto. ¿Imposición del nuevo orden mundial?
Comentario: Además de lo dicho en punto uno, el arte bueno, ennoblece. Algunos protestantes dicen, que, después de la piedad viene la limpieza, y si bien, la ausencia del arte sobre una pared pulcra parece cumplir con tal requisito, mejor será el arte que eleve, que la posibilidad que los varones se fijen en las modas y tatuajes de las mujeres modernas, donde no hay nada que eleva el alma hacia Dios.

7) La Misa se trataba de rendir culto a Dios, no de congregarse para sentir bien.
Al presente: La Misa Tridentina, que fue promulgado para ser celebrado para siempre, fue derogado bajo el pretenso de que, no existió autoridad de hacer la promulgación anterior
Comentario: En tal sentido, entonces, podemos decir que cualquier sentimiento en la Iglesia debe ligarse en forma tradicional, con Dios, y no con Sus criaturas. Se permite la “Noche Oscura del Alma”, o su contraparte – se trata de estar en comunión con Dios, no con otros. Es la obligación fuera de la Iglesia. A propósito, cuando los Escolásticos discutieron cuantos ángeles se puede tener sobre la cabeza de un alfiler, fueron más acertados. – la reformulación útil es – ¿cuántos libros se puede almacenar en un chip el tamaño de un alfiler? No hay escándalo en la discusión de cantidades.
¡Que se siente bien con su prójimo fuera de la iglesia! Sabemos que no es el caso, un joven sacerdote dixit.

8) Las doctrinas no se determinaron por consultas y votos de una mayoría, sino por el Espíritu Santo.
Al presente: El Espíritu Santo fue desplazado por consultas al pueblo de Dios, y una mayoría de votos.
Comentario: Dudamos mucho que se puede hacer una consulta al pueblo de Dios. Primero, parece, que a pesar de todo el ecumenismo, solamente se consultarán a los católicos – ¿pero, es pueblo de Dios la parte que en el momento de la consulta todavía es excomulgado, o aquel que raras veces va a la Iglesia, y no entienda nada, o el político, que va a comulgar por las apariencias, pero legisle en contra los principios de la Iglesia? ¿Vale la opinión de alguien que es miembro de la iglesia solo por hábito, y no por convicciones profundas? Y, ¿Cómo es, después de crítica la masonería por hacer todo en secreto, que el sínodo funcionó de la manera condenada? ¿Y como es, que los secretos se revelasen? ¿Y ya no se respeta la opinión de los ancianos, se excluyen de los votos? Acaso, ¿el Espíritu Santo ya no está con ellos? ¿Qué dogma es esto, en que año fue definido, dinos dónde está en el Enchiridion?

9) El Catecismo de Baltimore, #4, ed. 1941, Q. 257, se refiere a los malos compañeros como un peligro.
Al presente: No creo que hemos entendido bien el sentido de la enseñanza, quizás fue una edición para más jóvenes. Pero, ¿cuando es la última vez que se oyeron hablar sobre malos compañeros?
Comentario: .Sospechamos que tienen mucho para ofrecernos, en cualquier reformulación de enseñanzas. También invitamos a Caín y la serpiente para ofrecer sus manzanas ponzoñas.

10.) Dar escándalo es un pecado. Es cualquier acción que hará que otra persona pecase, aunque la acción fuese lícita de otro modo.
Al presente: Hay tantos escándalos, y una falta de enseñanza sobre el tema. ¿Algunos de los 9 puntos arriba no hicieron, por falta de aplicación, causar el pecado de muchos? Otro, se dice que no se debe revelar los defectos secretos del prójimos, salvo se causaron daño grave. No hay definición de daño grave, y hasta cuando con toda seguridad lo podemos reconocer, sabemos que no fue divulgado, o no fue remediado.
Comentario: Algunos pueden entender escándalo más en el sentido mediático. Los medios ven un escándalo en la falta de religiones de no compartir plenamente los valores del mundo, no ven escándalo donde lo hay. Algunos conservadores pueden ser culpables de ver cada acción trivial del Papa como escándalo. Las camisetas de fútbol no son de este índole, son falta de gravitas.
Hubo papas de vida malísima, y ni la Enciclopedia Católica tratar de dar una descripción positiva de la vida de estos. ¿Hoy en día, tenemos miedo de hacerlo?

Impresiones erróneas sobre la Iglesia.

La prensa común no pierde oportunidad de criticar a la Iglesia, y falsificar sus enseñanzas según sus prejuicios. Hace poco, leemos que el Código Canónigo es imposible de encontrar, hay más de una versión en el Internet, y no está escondido.

Es falso, en el contexto del sínodo de marras, decir que la Iglesia excluye gente. Hasta en el caso de los excomulgados, la doctrina no sostuvo que ellos van al infierno, por ser la última decisión para Dios.

Específicamente, aquellas personas a quienes el sínodo iba a ofrecer su mano nunca fueron prohibido de la iglesia, sino de los sacramentos. En este aspecto, la iglesia cultivó una situación que hizo que algunas personas, más por sentimiento, que por motivos religiosos, se sintieron aparte.

Hace 100 años, recepción de la Comunión fue quizás una o dos veces al año. Un requisito fue que se ayunasen a partir de la medianoche. ¡Para los más firmes!

Después, se limitó la ayuna a 3 horas. Algunas veces, todavía difícil.

Finalmente, después del último concilio, no pidieron más de una hora, y por supuesto, ningún pecado mortal no absuelto.

Algún autor ya trató el tema de las familias que tuvieron el hábito de comulgar. ¿Qué decir, o pensar, que algún adolescente no fuera con el resto de la familia?

Hecho la ley, hecho la trampa. El adolescente, que no quiso comulgar sacrilegamente, debe, como si fuera por accidente, comer algo. Después, sin mentir, por lo menos sobre la causa inmediata, da esto como su justificación. Esperemos que este sujeto no tuviera el mismo problema cada semana, porque así, termina por ser sospechoso.

Lo que muestra lo antedicho, es que la liberalización creó nuevas problemas. Más exigente el ayuno, menos probable que alguien tuviera ganas de comulgar el pan espiritual en lugar de comida sólida.

Las obligaciones de confesarse, y sus penitencias, también han variado a través de los siglos. Una vez había solo 3 pecados que necesitaban la confesión, en aquel tiempo, probablemente no había tiempo por más. Incluyeron por lo menos dos ofensas que quedan sujeto a excomulgar, Entonces, en pro de la consistencia, si ciertas personas mencionadas en el sínodo fueron considerados capaces de contribuir a la Iglesia, por que no los asesinos. Fíjense, poco antes, el Papa dijo que la Mafia fue excomulgado – aunque no se puede hacer tal cosa con una organización, entendemos. No obstante, unos prisioneros, más correcto en entender, dijeron al capellán del correccional, que si ellos fueron excomulgados, no iban a comulgar. Lo correcto del parte de capellán, si tal pena eclesial existase, habrá sido no invitarlos al sacramento, lo que muestra la confusión reinante en la disciplina de la Iglesia.

El sínodo no se interesó en la familia

Quizás se esperaba que el poder adquisitivo de los no casados fuera a ayudar las arcas de la Iglesia, aunque no creemos que alguien tuvo tanta imaginación malévola.

La Iglesia Católica nunca pretendió solamente mirar hacia Dios, en desmedro al hombre. Las obras de misericordia eran tanto espirituales como corporales, como alimenta a los que padezcan hambre, arropar a los que no tengan ropa, etc. Las enseñanzas sociales pidieron que un hombre ganase lo suficiente para cuidar a sus familias en todas las necedades primarias. Muchas veces, los hombres de negocios vieron doctrinas comunistas donde no había nada parecido. Son lo suficiente ciego, para pagar a regañadientes 35% o más al estado, y no aceptaran pagar, por ejemplo, un diezmo a la Iglesia, 5% a los pobres, y reconocer, que igual que muchas otras problemas del siglo XX, al impuesto a las ganancias es una de estas criaturas. Parece que, cuanto más alto los impuestos, más delitos y libertinaje, y menos religiosidad.

El sínodo debe haber hablado más de cómo hacer llegar a los jóvenes su doctrina, y fomentar que buenos matrimonios sean posibles. Los padres del autor de este artículo se encontraban en una iniciativa así en la Alemania pos-guerra. No obstante, se recomiendo que sea hecho un poco más prudente que en una diócesis canadiense, donde el D.J. tocó un tema “Behind Closed Doors” [Detrás de las puertas cerradas].  ¿Acaso el título quiso hacer referencia a las tácticas del sínodo?  Los liberales quieren abrir las puertas de las Iglesia, y de tal manera las cierren a aquellos que siguen el camino angosto (Mt 7:13-14).

En el caso de cambios tectónicos en una doctrina, hay gente que pueden cambiar de capilla, iglesia, mezquita o sinagoga, para buscar que predicasen conforme a la tradición.  Algunas veces, se puede instituir su propia casa de Dios.

El Católico, si no habrá valores católicos,  no lo tiene tan fácil.  ¿Es la solución irse con los integrantes de la Sociedad de Pío X?

Paul Karl Moeller, 27 de octubre de 2014.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: